25 octubre 2014

Un país posee estatura cuando se hace visible desde el exterior, Juan Domingo Perón

La vida exterior es a las naciones lo que la madurez al individuo. Los pueblos elevan su estatura sobre sus fronteras después de haber logrado su unidad y fomentado en la sociedad un nacionalismo acendrado y cabal, que subraye que la argentina es nuestro hogar y que afirme en todos sus planos su identidad nacional con una cultura de asociación como corresponde a la época.  También es necesario para el futuro de nuestra nación que las naciones americanas se respeten unas a otras. Para eso primero nosotros debemos demostrar respeto para que el sentimiento sea reciproco, para que se actué siempre en un terreno franco, en el cual todas se sientan garantizadas por un mismo sentimiento de fraternidad, de respeto y comprensión, segura de su soberanía y llamadas a colaborar, en un pie de igualdad, en la obra común que América tiene que realizar en el plano internacional.

Cuando un país como el nuestro o cualquier otro nación del resto mundo, posee o poseen problemas de índole internacional, los mismos no deben ser tomados con indiferencia por parte de sus gobernantes porque las mismas exigen soluciones meditadas dentro de la ley, que no pequen de improvisación y mucho menos que traten de ocultar la realidad de las cosas, lo que conducirá agravar la situación, más que resolver aquellos problemas, porque las malas decisiones políticas se pagan caro y los principales perjudicados a la larga no son ellos sino el pueblo, esto es lo que se debe evitar.

La ley es el único camino, que tenemos los argentinos y que nos conduce hacia la gran nación a la que aspiramos construir los justicialistas, una Nación que sea respetada y valorada por todos los argentinos y por el resto de las naciones.  Mientras nosotros los argentinos juremos aquí, en el templo de la ley, cumplirla y hacerla cumplir, construiremos bajo su protección y a su sombra la gran Nación. Yo como humilde ciudadano de esta tierra, que no anhelo poderes ni honores, porque solamente quiero el sacrificio y la lucha, para dejar más grande a nuestra tierra y más felices a nuestros hermanos. Por eso les pido a los trabajadores que cuando desfilen delante de la imagen de la ley juren  a Dios y a su patria hacerla cumplir para poder evolucionar como nación.

La evolución tiene un solo límite, ir hacia delante, es lo que debemos hacer los argentinos, encaminar a la Patria a su destino mundial. Hacia atrás, nada ni nadie, porque va en ello un retroceso que los únicos perjudicado es el pueblo argentino. Tomar este camino es como por ejemplo volver a la política antigua, donde el político hacia política de puestos y de favoritismo porque como solo hacia propuestas y necesitaba ganarse la voluntad por lo menos de los sectores que lo apoyaban. Como consecuencia de este juego surge la política de círculos.

Además para poder evolucionar como Nación tiene un ingrediente extra, el político tiene que concebir a la política con finalidades nacionales y no electorales y considerar a la política como lo hicimos nosotros como un medio y no como un fin en particular. Estos son errores comunes en la política, que luego nos lleva a cometer gravísimos errores ya sea en plano nacional como en el internacional. Por último tiene que utilizar la sinceridad como medio de comunicación, porque las reservas mentales, los subterfugios y los engaños se pueden emplear en política dos o tres veces la cuarta no pasan. Y para emplear la falta de sinceridad dos o tres veces es mal negocio, además de ser un arma muy traicionera. Si se cometen errores hay que asumirlos, se sincero con el pueblo al principio puede caer mal pero a la larga será beneficioso.

Llegará el día en que todos los trabajadores comprenderán bien el contenido de estas palabras que les dije. Pobre de ellos, dejándose desviar y prestar sus oídos a canto de sirena, y servir a otros intereses las consecuencias estarán más que a la vista. Compañeros el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor.
Diario Peronista
Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni