22 de septiembre de 2019

La sociedad debe encontrar los valores y el respeto.

El justicialismo es una nueva filosofía de la vida, simple, práctica, popular, profundamente cristiana”. En una sociedad con valores, se sabe hacia donde nos dirigimos, nos dirigimos hacia el progreso, respeto y una excelente convivencia.

Llevar a la sociedad hacia un conformismo y hacia un libertinaje no es bueno, porque te salís de la senda de los valores y tarde o temprano se paga las consecuencias de estas acciones, todos se manejan por los sentimientos, (siento esto hago esto), el tema que llevarse por los sentimientos trae problemas y solamente tomando conciencia se llega a la verdad. Lo único que se logra sin valores es mayor pobreza, enfermedades... Hoy es indispensable recuperarlas para poder encauzarla en la sociedad, en el mundo laboral, profesional y cristiano. Porque todos se dicen que son Cristianos pero ninguno respeta sus normas, reglas o preceptos.

Si retomamos al tiempo cuando gobernaba el general, Perón al trabajador no solo le brindo dignidad, sino que tenía una meta bien clara, crear una sociedad única con valores cristianos, morales. Pero a su vez lo que se buscaba y en una primera instancia se logro, que el trabajador, el peón, sea además de un hombre culto, se convierta en un trabajador profesional en su rubro.   Esa cadena se rompió también hoy. Es necesario dirigir a nuestros hijos hacia los valores, respeto. Esto no es una utopía como muchos piensan, porque lo que avanza es la tecnología, no la inmoralidad, la falta de respeto.

Qué país queremos?. el justicialismo quiere un país, una sociedad con valores, que se respete a Dios, respetar a Dios significa respetar sus reglas, respetar al próximo y a las instituciones significa fortalecer nuestra democracia. El justicialismo quiere una república donde los 3 poderes se respeten y sean totalmente independientes. Buscamos y queremos el fortalecimiento de la democracia, pero bajo la norma de que todos respetemos la ley de ORO,  que establece que el derecho de uno termina donde comienza el del otro. Y no que vengan y diga yo en mi casa hago lo que quiero sin importar si estoy afectando esta regla.


El futuro de los argentinos, de los niños, está por encima de cualquiera y de cualquier grieta que haya o que haya existido en nuestro país.  

Diario Peronista

Entradas populares