01 agosto 2015

Los Trabajadores y Perón: Un solo camino y una sola consigna

El peronismo es un movimiento creado por Perón y para los trabajadores argentinos. Por eso es muy importante que la sociedad Argentina comprenda perfectamente bien, cual es el camino que eligió Perón al crear el Peronismo. Perón optó por el camino del Trabajo, Progreso, Desarrollo y Futuro. Esa Argentina que todos aspiramos, una Argentina del punto de vista peronista basada en Producir, Producir, Producir, este proceso no solo pone en marcha esta gran empresa, sino que a su vez todos los factores externos se complementan entre sí generando un perfecto equilibrio social, económico y político.

Esto nos decía el general: Una riqueza podrá ser muy poderosa, pero sin estabilidad social es extraordinariamente frágil y nosotros queremos dar al país una gran riqueza sustentada en el tiempo y consolidada por un perfecto equilibrio social. Ese equilibrio social tiene su origen en el trabajo. Trabajo que en primer lugar otorga al hombre dignificación y en segundo término permite planificar un futuro deseado para él y su familia.  De aquí parte la voluntad que tiene el peronismo, voluntad que se traduce en la voluntad suprema de alcanzar la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación, a base de esfuerzo pero sin sacrificios.

Otro punto muy importante que refleja Perón para todos los argentinos es que los beneficios de los trabajadores jamás deben desaparecer de la vista del trabajador. Esto no debe, ni puede repetirse y si a pesar de las adecuadas previsiones, surgiera algo que perjudique a un trabajador, la acción del estado ha de ser tan rápida y la solución tan eficaz, que ni un solo trabajador sienta la congoja de creerse pretérito en cuanto le corresponda en justicia.

Más aun para nosotros que consideramos al conjunto de la población como la verdadera riqueza de la nación. En el cual el trabajo, los trabajadores y la organización de los mismos representan la matriz de esa riqueza. Porque para nosotros la riqueza no estriba en que diez o doce familias privilegiadas gocen de todos los bienes, mientras el resto deambula por los caminos de la patria. Por eso sustentamos la necesidad de que se comprenda alguna vez que el gobierno ha de ocuparse de la felicidad de todos los argentinos. Es por este motivo que personalmente preferimos la idea definida de Roosevelt de que la economía ha dejado de ser un fin en sí mismo, para convertirse en un medio de solucionar los problemas sociales. Es decir,  que si la economía no sirve para llevar el bienestar a toda la población y solo una parte de ella, resulta cosa bien despreciable.

En este sentido, tal es nuestro concepto que los peronistas pensamos que los problemas se resuelven de una sola manera, en particular el problema social: obrando consientemente para buscar una perfecta regulación entre las clases trabajadoras, medias y ricas, procurando una armonización perfecta de fuerzas, donde la riqueza no se vea perjudicada. Propendiendo por todos los medios a crear un bienestar en todos los sectores. Una riqueza sin estabilidad social podrá ser muy poderosa, pero será siempre frágil y ese es el peligro que nosotros tratamos de evitar en todo momento y por todos los medios.

Es por eso que compañeros que para nosotros la riqueza de la Nación, extraída del suelo por las manos del labriego y elaborada por las manos de los trabajadores, es el patrimonio del pueblo al servicio de su felicidad y la grandeza material de la patria.

Compañeros, el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor Diario Peronista 2015.

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni