26 febrero 2014

Aquellos que hablan de Peronismo fundamentándose en sus obras publicas no comprenden nada de peronismo.

Hablar de Perón o de Peronismo en nuestro país, va más allá de un simple y hermoso recuerdo Argentino. Perón ha sido uno de los grandes líderes que tuvo América,  seguramente  los que no alcanzaron a conocerlo, lo recuerdan por su gran Plan de obras públicas. Pero su gobierno fue mucho mas que eso.

Perón siempre ha sido un hombre de su época, y su concepción de pensamiento trascendió las órbitas del tiempo. Muy pocos logran comprender la importancia que tiene el pensamiento de Perón en estos días para el futuro del País. Su objetivo fundamental de gobierno fue adaptar al pueblo a las nuevas condiciones que imperaba en el mundo en esos años  y preparar el terreno a la sociedad argentina para que lo nuevo  no lo sorprendiera y lo encontrará unido y organizado.

Es su pensamiento es lo que tiene vigencia hoy más que nunca, en aquella época el pueblo entero comprendió que el justicialismo no es sectario y mucho menos una doctrina partidista. Comprendió que sus principios son nacionales y expresan el alma del pueblo. Nacional no del punto de vista que muchos creen,  o quieren hacer creer al pueblo argentino. No interpreto la calificación “Argentina”  como muchos creen, con un sentido de nacionalismo exagerado, inútil e innecesario…  Juan D. Peron 1947 o en  el Congreso Nacional de la Productividad, celebrado en abril de 1955, meses antes de su derrocamiento, a " los nacionalistas de opereta, que han causado más daño al país con su estupidez que los cipayos con su perfidia".

El siempre se refirió a la Argentina como parte del todo, como un nacionalismo acendrado y cabal, que subraye que la Argentina es nuestro hogar, que afirme en todos los planos su identidad nacional con una cultura de asociación como corresponde a la época, como lo expresa textualmente él : “Nosotros somos universalistas en todo y para todos, servimos aquí a la República y con la República al mundo, ese es nuestro concepto” O Evita en la última clase que dicto en la Escuela Superior Peronista, 10 de mayo de 1951, una de sus últimas frases fue “El Peronismo es un movimiento Universal. Perón pertenece al Mundo, por haber creado su doctrina de Justicia y Amor. Perón pertenece a toda la humanidad”.

El justicialismo tiene como finalidad suprema lograr la armonía perfecta entre los valores materiales y los valores espirituales y los derechos del individuo con el de la sociedad. Doctrina que se fundamenta en el Amor y la justicia, convirtiéndose así, en la solución para la humanidad.

Creemos que la República Argentina atraviesa un período en que se complementan la oportunidad y la necesidad de realizar un gran esfuerzo. Y al respecto el General nos recuerda hacia donde debemos dirigir nuestro esfuerzo y compromiso: debemos dedicar nuestro mayor esfuerzo a la cultura y la educación, porque es allí  donde vamos a incidir en la reconstrucción del hombre que es la más importante. La educación y la cultura deben tener en nuestro país un rasgo prominente en la acción que desempeñemos.  No se trata de limitar ni las aspiraciones ni el pensamiento del hombre. Se trata de educar al hombre y darle el sentido del equilibrio sin el cual nosotros no iremos a ninguna parte.

Este año se cumple 40 años de la desaparición física del creador de nuestro gran movimiento y todavía muchos gobernantes que se hacen llamar peronistas no comprenden ni la décima parte del pensamiento del general y de lo que es ser peronistas. Lamentablemente son solo usurpadores de identidad y de las banderas de nuestro movimiento que utilizaron para poder llegar al Poder.