28 febrero 2014

Una cuenta pendiente con la sociedad y con nuestro movimiento

El peronismo tiene una cuenta pendiente con el general y con la sociedad Argentina. Eso ya es motivo de análisis y de debate tanto dentro como fuera del movimiento. En esta contienda el pueblo peronista es el que tiene en su poder, “la voz y el voto”, es el pueblo quien decide el rumbo del país y del movimiento. “El pueblo nunca se equivoca” decía Perón.

¿Como reconstruir a nuestro movimiento?, es simple, debemos seguir las instrucciones que nos dejo Perón, instrucciones que fueron quebrantadas, desde el 2002 hasta la fecha. Como argentinos y peronistas es nuestro deber sincerarnos y reconocer los errores que hemos cometido y de lo que hemos convertido a nuestro movimiento.

Nuestro movimiento necesita de una organización, para eso debemos volver a institucionalizar el movimiento, nosotros somos, por decisión popular quienes tenemos la responsabilidad de la dirección y en consecuencia la tiene nuestro movimiento, que es el que realmente ha triunfado... Es nuestra obligación como peronista, Institucionalizarlo con toda seriedad y con toda decisión.
El objetivo es que nuestro movimiento se convierta en una verdadera institución política, que no solamente se ocupe de la lucha política, sino también, de la cultura política que nuestro país tanto necesita.

Todas las cosas que nos están ocurriendo, obedecen a esa falta de cultura política. Hoy ya no es suficiente con adoctrinarlos, sino de ir cultivando las formas que lleven a nuestro movimiento al más alto grado de cultura política. Esto inducirá al resto de las fuerzas políticas a esforzarse también, para adquirir ese grado de cultura. Juan D. Perón 1973

Respecto a nuestra doctrina Perón siempre hizo referencia: “Las doctrinas no son eternas sino en sus grandes principios, pero es necesario ir adaptándolas a los tiempos, al progreso y a las necesidades... Todas las doctrinas han sufrido terribles deformaciones en el mundo, y las deformaciones doctrinarias tienden a la diversificación de los grupos que las apoyan y terminan con disociar a las comunidades que las practican. No hay doctrina en el mundo que haya escapado a este tipo de deformación, por falta de unidad de doctrina”. Y eso mismo ha sucedido en nuestro país con nuestro movimiento. Pasaron 39 años de la muerte del general y nuestro movimiento por ningún medio realizo la actualización de su doctrina y mucho menos actuó bajo la ley del peronismo “Unidad, Solidaridad y Organización” Estos son los tres valores fundamentales que estableció Perón para vencer al tiempo y ubicar al peronismo y a nuestro país en el sendero de las Naciones Triunfantes.

Hoy es nuestra deber exigir un debate Doctrinario, Político e Ideológico dentro del movimiento y luego establecerlo en la comunidad, porque lo que está en juego, es la vida del país, en otras palabras el Futuro de nuestros hijos, que son la grandeza de la patria. El Futuro se construye no se adivina, y se lo hace entre todos los sectores.
Diario Peronista