25 marzo 2014

La historia como ciencia es inofensiva, pero como herramienta política es poderosa.

La historia como ciencia es inofensiva, pero como herramienta política es poderosa. No es novedosa la estrategia de grupos de poder con la intención de distorsionar la historia, para consolidar o buscar mayores logros. Reconstruir la historia es una tarea meritoria, pero se corre el riesgo de convertirse en involuntariamente parcial.

Por tal motivo Perón fue muy claro “deseo exhortar a todos mis compañeros peronistas para que, obrando con la mayor grandeza, echen a la espalda los malos recuerdos y se dediquen a pensar en el futuro y en la grandeza de la Patria, que bien puede estar desde ahora en nuestras propias manos y en nuestro propio esfuerzo”.

Hoy nosotros los peronistas tenemos una tarea imprescindible, llevar adelante nuestro movimiento a un nivel de institucionalización acorde a los tiempos que estamos viviendo. Este trabajo busca la revalorización del peronismo, que a pesar de las conquistas, contradicciones y carencias de ambos sectores, sigue representando los intereses de las mayorías populares porque ha logrado la construcción social y política más avanzada que la Argentina ha conseguido plasmar sobre este suelo, estamos haciendo referencia a todos los gobiernos que llevaron nuestra bandera hasta la actualidad.

Nosotros somos un país politizado, pero sin cultura política. Y todas las cosas que nos están ocurriendo, aun dentro de nuestro movimiento, obedecen, precisamente a esa falta de cultura política. Nuestra función ya no es solamente de adoctrinamiento dentro del movimiento, sino de ir cultivando las formas de que lleven al hombre a un nivel superior de conciencia, que le permita ver lo que Perón vio para nuestro país, por eso él estableció las bases necesarias para llegar a ese punto. Repito nuestro objetivo es que el hombre vea el gran horizonte que nos espera por delante.

Esa visión que tuvo Perón en 1945 y en 1974, muchos países del mundo tomaron esa perspectiva y la implementaron con excepción de nuestro propio país. La Argentina  siempre lo ha implementado a medias porque uno u otro gobierno siempre se encargo de destruir lo que hizo el otro anterior y el único que sufrió y que sufre las consecuencias de dichos actos somos los argentinos.

Hoy debemos recurrir a los consejos y ordenes que estableció Perón, para evitar incurrir en los mismos actos. Se aproxima una nueva contienda electoral y tenemos que obviar el enfrentamiento entre peronistas, porque para un peronista no debe haber nada mejor que otro peronista. Ustedes dirán y que hacemos con los infiltrados, con los que se hacen pasar por peronistas. Acatando las ordenes del creador de nuestro movimiento, se irán solo, porque tarde o temprano se darán cuenta que en nuestro movimiento no hay lugar para ellos y el Pueblo luego se dará cuenta quien es quien, porque la verdad siempre es la que triunfa. J.D. Perón

Esto quiere decir, que tenemos que hacer un análisis profundo, de la situación Argentina y de nuestro Movimiento y a partir de lo que tenemos y de lo que se logro, establecer las nuevas bases o cimientos. Pero también es importante analizar el contexto internacional, de caso contrario estaríamos incurriendo en un error gravísimo para el futuro de la argentina, “hoy es todo política internacional que se juega tanto dentro como fuera de los países”.

Debemos avanzar acompasadamente con la evolución natural de la vida, que avanza a pasos agigantados. Y es el Peronismo, la única fuerza política con sustentabilidad en el tiempo y que tiene las bases necesarias para cabalgar esa evolución. Somos nosotros quien tenemos la responsabilidad de la dirección y en consecuencia la tiene nuestro movimiento que es el que siempre realmente ha triunfado, de encaminar esta nación por los senderos del éxito, del Amor, paz, prosperidad, para lo cual creo yo que es indispensable que empecemos nuevamente por institucionalizarlo. Institucionalizarlo con toda seriedad y con toda decisión.

Este mundo moderno ha creado necesidades y los países ya no se pueden dar el lujo de politiquear, estos tiempos han pasado o por lo menos debería existir mas en nuestro país. Hay mucho camino por recorrer y muchas acciones por hacer, pero la responsabilidad y el esfuerzo es de todos los argentinos.  Juan D. Perón

Diario Peronista