15 mayo 2014

Dentro del peronismo, cualquiera debe pensar y sentir como se le dé la gana, SIEMPRE Y CUANDO NO SAQUE LOS PIES DEL PLATO…

El hombre no vence al tiempo, lo único que puede vencer al tiempo es la organización. Por eso creo que es indispensable que comience accionarse rápidamente hacia una institucionalización que le dé al movimiento un estado orgánico, que es lo único que puede continuar en el tiempo. Juan D. Perón

El futuro de nuestro movimiento, está en manos de la disciplina partidaria, por eso consideramos imprescindible poner en accionar la disciplina dentro del movimiento. Este es el punto donde Perón aclara, que el movimiento deberá estar dirigido sólo por Peronistas, y son los propios peronistas que deben elegir a sus autoridades a través de congresos y a su conductor a través de las elecciones internas. Debido a que en nuestro movimiento el general antes de su desaparición física hizo una serie de germinaciones, que el mismo consideraba que si no se hace el seguimiento correspondiente a estas germinaciones, nuestro movimiento correrá ciertos riesgos con clara tendencia a desaparecer. Desde el punto de vista partidario, esto es lo que le sucedió a nuestro movimiento. Hoy no existe nuestro movimiento como institución. La unidad, solidaridad y organización brillan por su ausencia.

El movimiento peronista, tiene una función de inmensa trascendencia para la nación y tienen una tremenda responsabilidad frente al futuro y esto dependerá de lo que cada uno de los peronistas seamos capaces de hacer, decía el general. Hoy debemos de decir basta, es hora de dejar de gritar Perón, es hora de defenderlo. Porque decimos esto, fíjense lo que decía el general, nosotros hemos llegado a tener como movimiento, la unidad de doctrina, con unidad ideológica. Lamentablemente hoy hay algunos que se dicen Peronistas, que no piensan como pensamos doctrinariamente los peronistas de siempre.

Recordemos que el General, era un militar ejemplar con todas las letras, es decir, cuáles eran sus valores, en Primer Lugar, Respeto a las instituciones, al prójimo y a la patria. Luego viene la responsabilidad y la disciplina, esta última palabra para algunos es de muy de derecha. Ahora porque no le preguntan a un campeón mundial por ejemplo de atletismo, como logro llegar a ser el hombre más rápido del mundo, o a un gran profesional, le dirá con disciplina. La disciplina lo es todo, compañeros. La disciplina moldea el carácter de la persona, genera otros hábitos de vida, no solamente para bien de la persona, sino de su familia y también de la sociedad. Este hombre será un ejemplo para todos que quieran triunfar en la vida. Para nosotros los Peronistas y para los argentinos, ese hombre es Perón es un ejemplo a seguir, principalmente en el área de la conducción.

El tenía una sola concepción, sin sectarismo. Perón decía que dentro del peronismo, cualquiera debe pensar y sentir como se le dé la gana, SIEMPRE Y CUANDO NO SAQUE LOS PIES DEL PLATO. Existe en el país un sinnúmero de ideologías y doctrinas diferentes. El que no esté de acuerdo con la doctrina peronista, nadie lo obliga a que se quede con nosotros: que se vaya. Una premisa fundamental, un movimiento jamás debe sectario.

Para aquellos que decía que Perón era de izquierda y sectario, les dejo una anécdota de Perón: En la etapa inicial del movimiento, cuando empecé a organizarlo, había hombres que provenían de la derecha y del otro lado había unos de izquierda y algunos, un poquito pasados de la izquierda. Pues bien: un día vino un señor de derecha y me dijo: “General usted está metiendo a todos los comunistas”. “No se aflija”, le respondí. Para conocer a un cojo lo mejor es verlo andar. Los movimientos populares y masivos como el nuestro no pueden ser sectarios. El sectarismo es un factor de eliminación y es poco productivo.

Por eso como peronista y Presidente de la República, debo mantener una absoluta ecuanimidad en el aspecto político, a fin de poder mantener un perfecto equilibrio que permita al país contar con la buena voluntad y el apoyo, aun de la oposición política. El objetivo es que nadie se sienta entenado en una familia en que todos deben ser hijos.

Por nuestro futuro, el de nuestro movimiento y el de las futuras generaciones. Reconstruyamos nuestro movimiento. Por Perón y Evita.
Diario Peronista