29 julio 2014

Justicia Social e Inclusión por Juan D. Perón

A que se refería Perón cuando hablaba de justicia social y de lograr mayor inclusión, en un mundo que estaba y que está en constante evolución. ¿Qué debería hacer un político peronista, y lo que le correspondería hacer al hombre, frente a estas situaciones?.

Partiendo de que Perón siempre fue un hombre de su época, el supo prever los grandes acontecimientos venideros para la República Argentina. Su intención siempre fue preparar a los argentinos para estos grandes cambios. Brindándoles todas las herramientas que estuvieron a su alcance, para evitar que estos cambios no los tomen por sorpresa. Este fue el objetivo principal de Perón desde el punto de vista social de la Argentina.

Que el hombre trabajador, esté preparado desde todos los aspectos de la vida, económico, social, cultural y espiritual. Les voy a recordar para aquellos: Perón se estudio y analizo a todos los grandes líderes de la historia, sacando lo positivo de cada uno y lo hizo con la finalidad de allanar el camino de los argentinos. Los argentinos debemos valorar el esfuerzo y la dedicación que ellos realizaron por los argentinos, por la simple razón, ellos dieron su vida para que los argentinos pudieran vivir dignamente y disfrutar de los grandes derechos y beneficios obtenidos en aquellos años.

Esto es parte de lo que hizo Perón desde el punto de vista social:
Propuso que se trabaje 6 horas diarias, creo la Universidad Obrera para que ese obrero luego de una jornada de trabajo estudiara, se capacitara sea un hombre culto, profesional, con valores morales y cristianos. Aposto a crear una sociedad culta, con buenos valores y costumbres. Y para aquellos que momentáneamente quedaban fuera del sistema, se creó la fundación Evita, de eso se encargaba Evita, de darle al pueblo la ayuda social, no para que se conviertan en unos conformistas. Perón siempre aposto al esfuerzo y a la dedicación por parte del hombre, para que esté preparado para enfrentar cualquier adversidad.

Hoy es necesario volver a preparar a ese hombre, encaminarlo, capacitarlo, profesionalizarlo, hacerle el seguimiento correspondiente y soltarlo cuando esté listo. Esta es nuestra misión como peronista desde el punto de vista social. Hoy hay herramientas pero lo que hace falta son hombres que estén dispuestos ayudarlos, a prepararlos, y por supuesto la predisposición y voluntad por parte del hombre para vivir una nueva vida. Esto es como la siguiente situación: a un abuelo de campo les da para que haré su pequeña chacra, un tractor de última tecnología, no sabrá como usarlo, por lo tanto vuelve a utilizar sus viejas herramientas. Lo mismo sucede con los que están fuera del sistema hoy, vos les das ayuda, para el presente sirve, pero para su futuro no sirve, porque esa persona, con el pasar del tiempo y la evolución del mundo, sea mujer, hombre, adolescente se convierte en una persona analfabeta desde el punto de vista tecnológico y de la ciencia. Lamentablemente esta persona se convertirá en una persona conformista y sin sueños. Este es el punto donde la sociedad no debe llegar y esto quería prevenir Perón.

Peronismo no es palabra compañeros, son hechos. La realidad nos indica que hay errores y que hay que mejorar, que debemos volver a la base, acatar las órdenes de Perón, aceptar sus sabios consejos y encaminar nuevamente a nuestra sociedad, por los senderos, del éxito, del amor, de la prosperidad y del bienestar.

La principal herramienta que Perón dejo al pueblo es “nuestro partido”, él dejo claras instrucciones con respecto al movimiento, a su institucionalización, hablo de elecciones internas, y que solo los peronistas pueden elegir a su conductor, desde esta manera se logra la unidad, solidaridad y organización del movimiento. Cuando hablamos de debate doctrinario, político e ideológico, es porque lo necesitamos de manera urgente. Las doctrinas no son eternas sino en sus grandes principios decía el general. Este debate interno dentro del movimiento es una cuenta pendiente que debemos saldarla entre los peronistas. Este debate es para que nuestro movimiento evolucione y se adapte a los nuevos tiempos que estamos viviendo. Nuestro movimiento es una herramienta valiosa que tiene el pueblo para poder enfrentar y resolver cualquier adversidad.

La realidad nos indica que estos infiltrados quieren saber más de peronismo que el propio Perón. Mil veces les dijo Perón, si no están de acuerdo, muchachos, créense su propio partido. Perón nunca quiso una sociedad sumergida en el libertinaje, en la falta de respeto hacia el prójimo, que prefieren el camino fácil y mucho menos ver su partido como esta. Esto no es peronismo.

Hoy es necesario realizar un análisis profundo de nuestro movimiento y de nuestra institución, nuestras futuras generaciones nos agradecerán.

Diario Peronista