02 agosto 2014

Perón, los trabajadores y el sindicalismo

El Trabajo es la suprema dignidad del hombre, en la comunidad argentina no existe más que una sola clase de hombres los que trabajan, Juan D. Perón. En nuestra sociedad todos los elementos son necesarios pero hay componentes que son primordiales, indispensables y que no se pueden tocar, si queremos construir algo maravilloso para los argentinos. Perón dijo: “Todos los elementos son necesarios, pero dejar de lado a los trabajadores y al Partido Justicialista es ir en contra del Peronismo, Juan D: Perón”.

Hemos visto toda clase de dirigentes políticos, sindicales, pero son muy pocos los que se juegan por el pueblo trabajador, como lo hizo Perón. Les recuerdo, cuando el General estaba a cargo de la Secretaria de Trabajo, empezó aconsejarle a cada uno de los trabajadores que lo visitaba, él les decía que debían organizarse para poder empezar a luchar por sus derechos, porque tanto los empresarios como los gobernantes de turnos les estaban metiendo desde hace años las manos en sus bolsillos. Para que esto no le volviera a suceder a ningún trabajador argentino, Perón desde la secretaria les dio una mano en la conformación, organización y legalización de los sindicatos.

Respecto a su legalización y para que ningún presidente de turno pudiera entrometerse en las organizaciones obreras estableció por Ley “los sindicatos o cualquier institución u organización obrera que este legalmente constituida no podrá ser intervenida por ningún Presidente”. De esta manera todos los derechos conquistados de los trabajadores quedaban resguardados.

Hoy necesitamos más dirigentes como Perón que estén dispuestos aportar un granito de arena para que el hombre pueda obtener mayores ingresos, mayor bienestar, más beneficios y que junto con su familia pudieran planificar un futuro esplendido para sus hijos. A Perón nunca le importo a quien perjudicaba con sus decisiones políticas, más si el beneficio lo iba a recibir un trabajador. Hasta su Madre lo critico cuando Perón decidió darle un salariazo y a conocer los nuevos derechos y beneficios de los trabajadores rurales. Hasta lo trato de loco su madre por tomar semejante decisión.

Hoy ya sea un empresario o un gobernante, cuando toman una decisión en beneficios de los trabajadores, tanto el trabajador y la sociedad sabrá retribuirle el esfuerzo, la dedicación que aquellos hacen por ellos. El pueblo nunca se equivoca decía Perón. Pero si las decisiones que se toman son en perjuicio ya sea de un solo trabajador, el pueblo no tardará en hacer escuchar su voz.

Los trabajadores argentinos, precisamos de dirigentes dispuestos a luchar por sus derechos, dentro de la ley poseen todas las herramientas necesarias para exigir que se cumplan con los derechos, para eso está lo estipulado en sus convenios laborales y que las empresas al constituirse aceptan dichos convenios para sus trabajadores. Lamentablemente hay pequeños sectores donde nuestros compañeros están representados por inoperantes que simplemente se cubren sus espaldas o en otras palabras tratan de proteger su pequeño poder sin importarles cuál es su verdadera obligación y vocación que deben desempeñar, que es defender y luchar por los beneficios de sus compañeros trabajadores.

Compañeros no les decimos que quieran ser Perón, porque Perón fue único, lo que si pueden hacer y es lo que deben hacer, es copiar sus buenas acciones, porque en ella siempre encontraras un único y verdadero beneficiario el hombre que trabaja y que lucha por sus sueños.

Diario Peronista