23 diciembre 2014

El peronismo fue fundado por los trabajadores...

El peronismo fue fundado por los trabajadores para que en el transcurso de los años, el trabajador no fuera pisoteado por nadie y que sea respetado y valorado por lo que es, “La finalidad de todo nuestro trabajo es, precisamente, le Felicidad del pueblo decía el general“. La cohesión que existía entre Perón y los trabajadores, esa relación les garantizaba inclusión desde el punto de vista económico, social, cultural y una vida más digna de ser vivida. Hoy los pueblos no pueden ser felices, si se los somete a un sacrificio. ¿Qué es lo que hay que hacer? Hay que suprimir esos sacrificios. Juan D. Perón”.

Pero para esto es necesario que los trabajadores estén todos unidos luchando por un objetivo, porque si los trabajadores se dividen pierden todo su poder y esto lo hemos vistos en muchas organizaciones. Tengan cuidado compañeros porque existe un nuevo método que es el de la infiltración cuyo objetivo es producir disociación, es decir lo que buscan es que uno tire para un lado y el otro para el otro lado, todavía esto no les ha sucedido a ustedes, pero no deben descuidarse. Estamos para combatir la miseria y luchar contra la injusticia, ambas cosas significa a su vez promover a la par el mayor bienestar, progreso humano y espiritual de todos los trabajadores y por consiguiente el bien común de todos los argentinos.

Esto se construye día a día pero para esto nosotros debemos otorgarles a los argentinos las herramientas para que ellos mismos sean los constructores de su propio destino, nosotros somos los primeros responsables sobre ellos. Entonces que hicimos creamos Universidad obrera, Escuelas Técnicas, apostamos a la educación, a la profesionalización del trabajador, a elevar su nivel de cultura, pero antes lo primero que hicimos fue elevar los salarios y empezamos por el campo y luego por las industrias; todo eso representó la reivindicación inicial de la clase trabajadora. Pero me exigieron un requisito que no haya inflación, obviamente cumplimos. Luego Nosotros, por primera vez en la historia de la economía popular, creamos el precedente, de congelar precios y después a través de un acuerdo, congelamos los salarios.

El camino del respeto, a Dios, a las instituciones gubernamentales, armadas, el apostar a la educación, a la cultura, a la cultura del trabajo, a la profesionalización del trabajador con un salario, que le permita pasar de una economía de miseria a una economía de abundancia, apostar al deporte, la valorización de la familia. Este es el camino del desarrollo que conduce a todos a un mayor bienestar y nivel de vida. Recuerdo un día me llamaron y me dijeron “General tenemos que hacer algo, nos estamos quedando sin presos, las cárceles están quedando vacía”. Esto sucedió obviamente porque ser un “ladrón” ya no era rentable. Los chicos tenían futuro, sus padres tenían trabajo, buen sueldo, eran respetados, valorados, veían el progreso en su familia. De esta manera, también reducimos los índices de inseguridad.

Pero, si nosotros los peronistas no hacemos nada, ellos tampoco lo realizarán y la sociedad va a entrar en un nivel de conformismo que luego será difícil pero no imposible de sacar. Lo que estableció el general, requiere una mayor descentralización de nuestras instituciones y organizaciones, que las mismas se preparen, coordinen y rijan hasta construir un orden universal es decir que sea reconocida, respetada y valorada por todos los argentinos desde arriba hacia abajo. “La obra de arte no está en concebir, sino en realizar; por eso nuestro apotegma desde el principio fue mejor que decir es hacer y mejor que prometer realizar”.

He creído siempre que toda acción humana para ser noble ha de estar asentada en un ideal. Con mayor motivo se necesita el aliciente del idealismo para desarrollar una gran obra de gobierno. Si gobernar consiste en buscar los medios para el bien público no cabe duda de que la determinación para tan alta finalidad no es posible sin el acicate de la ilusión. De que los trabajadores cada día sean un poco más felices.

Compañeros, el futuro no se adivina, se construye. Perón nos enseño y nos mostró el camino. Por un futuro mejor.
Diario Peronista 2015
Guillermo Ravagni y Carlos Ravagni