28 noviembre 2014

Siempre lo he dicho y lo seguiré afirmando...

Siempre lo he dicho y lo seguiré afirmando que el justicialismo esta para cumplir una función social por medio de la colaboración inteligente y permanente por parte de todos los peronistas. Por cuanto para nosotros la única finalidad de todo nuestro trabajo es precisamente la felicidad de los argentinos. Pensamos que el hombre que trabaja es lo fundamental y todo nuestro esfuerzo va dirigido desde todos los puntos de vista, social, cultural, económico, político en beneficio de ese hombre.

Ahora nosotros esperamos que la juventud argentina se capacite y organice, al punto de ser una garantía de éxito futuro para nuestro movimiento y para nuestro país. No deben olvidad que cada uno tiene un misión que cumplir y recuerden las desviaciones abiertas u ocultas como los engaños preconcebidos, ni tienen razón de ser, ni pueden ser concebidas por ningún peronista. Porque nuestra política ya sea en el plano nacional e internacional es clara y precisa.

Por eso quiero repasar algunos resultados económicos de nuestra política nacional de lo que va de mi gobierno al 4/2/1974

LOS RESULTADOS ECONOMICOS
En lo que se refiere al balance del proceso económico social, el ritmo histórico se ha acelerado y ello nos obliga a vivir atentos y vigilantes a los cambios; advertirlos antes de que se produzcan, e informar al pueblo para que pueda colaborar mejor.

Los indicadores económicos de estos meses son los siguientes:

Participación de los ingresos por los trabajadores: del 33% en mayo, se ha pasado a 42,5% en diciembre.

La desocupación: del 6,5% en el mes de abril al 4,5% en diciembre.

La inflación, del 80% a cero.

El costo de la vida, desde mayo al 31 de enero, creció un 2,5%. Y el salario real para el obrero peón industrial soltero, mayo a enero, aumentó el 21%, y para el obrero industrial casado, aumentó el 24,5%.

Como lo he dicho anteriormente nuestra política es clara y precisa, apostamos a que los trabajadores sean cada día un poco más felices. Cuando el obrero ha estado en el mundo sin organizarse ha sido juguete de las circunstancias y ha sufrido la mayoría de las injusticias sociales y es aquí donde entramos nosotros y es por este motivo es que decidimos utilizar a la política como un medio para alcanzar la felicidad de todos los argentinos y no como una finalidad electoral. La justicia social no se discute, se conquista, y se conquista sobre la base de la organización y si es preciso de la lucha, se comprende que el tiempo cambiara los modos y las formas. Pero recién alcanzada la justicia social nos sentaremos hablar y a pensar en una comunidad organizada a la usanza del justicialismo en la que se establece el equilibrio entre las fuerzas que actúan dentro de la Nación. Lo que no puede existir de ninguna manera es el menor asomo de las injusticias basadas en la ley o en una democracia que no se practica.

Nuestros planes y nuestras metas ambiciosas solo serán posibles si todos somos factores, actores y fiscalizadores. Y como dijo Evita en una de esas clases “todas las grandes causas necesitan de fanáticos, porque de lo contrario no tendríamos ni héroes ni santos. Todos los grandes hombres lucharon por un imperio pero a diferencia de ellos, nosotros luchamos desde el principio por la felicidad del pueblo argentino, para que los trabajadores sean cada día un poco más felices”.

Compañeros, el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor.
Diario Peronista
Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni