06 enero 2015

El 2015 ha llegado...

El 2015 ha llegado y hoy nosotros anhelamos que nuestro movimiento sepa ponerse a tono con el momento que vivimos. Porque la doctrina peronista siempre ha de marchar un paso adelante, para preparar al pueblo y encaminarlo hacia sus grandes objetivos, siempre he dicho que nuestro país estaba enfermo de pequeñas cosas y yo las quiero enfermar de grandes cosas, “PROGRESO – DESARROLLO – FUTURO-.

Los peronistas deben llevar la escuela de su propio ejemplo en el cultivo de los valores espirituales, morales y cristianos. Es necesario hablar a nuestros hermanos y decirle a cada uno que queremos una bandera más pura, más blanca y más celeste, por la pureza que en los corazones argentinos vivificará en el futuro de esa bandera.  Queremos que nuestra querida argentina sea la cuna de nuestra libertad, de la paz, tranquilidad y bienestar;  libertad en la que nadie tenga derecho a atentar contra la libertad del otro, los argentinos tenemos el verdadero concepto de la libertad; sabemos que la libertad se hace en base de la justicia. La justicia no solamente constituye el único camino para lograr y consolidar la paz verdadera sino que además es la base para la felicidad de los argentinos. Por eso los peronistas deben ser esclavos de la ley porque es el único camino que tienen para ser libres. Pero no es suficiente, también ha de tener una ética peronista, porque no solo es delincuente aquel que viola la ley, sino también es delincuente, en su medida, el que abusa de su poder, de la libertad, el que viola las leyes de convivencia humana en perjuicio de sus semejantes. También queremos que no haya explotación ni miseria. Queremos y esto es muy importante para el futuro de nuestro país es que cada día con nuestro trabajo honrado, se creen valores que hagan feliz a este pueblo. Esto es Peronismo.

El bienestar de los trabajadores siempre será nuestro camino. La clase trabajadora argentina, como columna vertebral de nuestro movimiento, es la que ha de llevar adelante siempre nuestros estandartes. Por eso tenga en cuenta que los trabajadores frente al marxismo no tienen únicamente sentido político, sino también la apreciación social de que las clases obreras no pueden encontrar en ellos su bienestar.

La formula deseable no es que la riqueza del estado se consigue mediante el impedimento del enriquecimiento individual de cada trabajador, sino buscando el medio de que, cuanto mayor sea el bienestar económico individual  de los trabajadores mayor sea la riqueza nacional. Eso es lo que les interesa a los trabajadores y a eso es a lo que tiende mi política social. Pero solo cuando encontremos el espíritu vivificador del pueblo la idea se transforma en acción y la acción en obra.

Un gobernante peronista siempre ha de estar atento a la voluntad del pueblo. Su obligación será ejecutar de la mejor manera posible esa voluntad. Debe ejecutar inteligentemente lo que la población desea. Si el pueblo dice que quiere tal cosa su deber como gobernante peronista es satisfacerlo de forma que todo salga bien, aunque vaya en contra de sus decisiones. Esto lo he aprendido no es ocurrencia mía, hay lecciones que no se olvidan nunca.  Por eso compañeros nada pensé, ni nada hice que no estuviera pensado, propuesto y hecho en los generosos recodos del alma de mi pueblo, solo obedezco sus dictados, no tengo otra ley. Este es el camino por donde debe transitar un peronista. Juan Perón.

Compañeros el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor.

Diario Peronista 2015
Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni