04 enero 2015

Formar Grandes Hombres, esa es nuestra finalidad

El peronismo siempre tuvo una gran finalidad que fue, es y será formar grandes hombres que estén dispuestos a servir a la comunidad y luchar por sus grandes metas.

Perón dijo, cada uno de nosotros tendrá en el futuro un trozo de responsabilidad si esas tareas no se realizan. Siempre he pensado que en estas cuestiones del arte de “Crear – Formar” es indispensable que el Estado se preocupe en crear algunos templos. Por eso Yo y el Gobierno hemos de poner todo nuestro empeño y esfuerzo para crearlos. Hay una cantidad de jóvenes que nunca llegan a nada, se sienten artistas, que algunas veces visten como artistas, pero entre ellos a veces salen algunos que valen y esto también es parte del clima que debemos crear. Por eso pienso que podemos encarar entre todos una tarea grande que alcance no solamente a los que son artistas, sino también a los que están formándose y a los que tienen aspiraciones para hacerlo. Yo y el Gobierno hemos de poner todo nuestro esfuerzo y empeño, pero necesitamos que el pueblo argentino ponga el suyo también.

Estas creaciones de escuelas, de orientación profesional, sindical van dirigidas a hacer de los argentinos una comunidad organizada y capacitada para poder decir, en el futuro, que en nuestro país, hay futuro, un futuro donde las personas son libres y dignas. Nosotros los justicialistas creemos y estamos convencidos que este es el camino para formar grandes hombres y elevar la cultura de los pueblos.

Pero lo primero que hay que enseñarles a nuestros hombres es que sean hombres respetuosos, buenos, honrados, decentes, leales y sinceros, porque si no enseñamos primeros, los grandes valores humanos, ya sea en una escuela sindical o en una escuela de orientación profesional estaremos creando hombres egoístas, individualistas, sin valores, que solo ocasionaran daños a la sociedad y a sus compañeros trabajadores. Recuerden compañeros que el progreso esta, por lo demás, en absoluta relación de dependencia con el grado ético alcanzado.

Esta en nosotros los peronistas en transmitir e inculcar a las futuras generaciones de argentinos, los valores morales, espirituales y cristianos. José Hernández dijo al cristalizar en su “Martin Fierro” una de sus sabias concepciones: “El árbol que nace torcido, nunca su tronco se endereza”. Y nosotros siguiendo la política sentada en el inmortal poema gauchesco, creemos que desde niño debemos inculcar estos grandes valores, para que ese niño cuando crezca sea un ciudadano útil para la comunidad.
La historia marca el pasado, el presente es solo una línea que vivimos, pero el futuro es la inmensidad de todo el porvenir, que es la esperanza de los hombres y de los pueblos. Formar grandes hombres y una gran nación es posible.

Compañeros el futuro no se adivina se construye. Por un futuro mejor.
Diario Peronista 2015
Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni