17 enero 2015

La Seguridad desde el punto de vista PERONISTA

La paz de los argentinos es siempre una prioridad peronista o por lo menos lo debería ser. Nosotros los peronistas hemos  llegado a establecer las normas generales del ordenamiento económico-social. Un peronista deberá estar dispuesto a cumplirlas y hacerlas cumplir, no para regatear sino para que estas medidas sean medidas solidas, robustas y perdurables. Con estas disposiciones un trabajador podrá llevar una vida tranquila y digna de ser vivida.

La paz y el bienestar, son y serán parte de la vida cotidiana de los argentinos mientras gobierne un justicialista. Porque esa es nuestra finalidad, que los trabajadores  en nuestro país pueda vivir una vida real y verdadera, no en una utopía.  Nuestro pueblo tiene en el pasado evidencias fehacientes de que estas son nuestras verdaderas intensiones y designios. A nosotros los peronistas no nos guía una idea demagógica ni el deseo de ostentar el poder, el poder representa o debería representar a los peronistas un verdadero sacrificio porque no hemos venido a gobernar para pasar buena vida, sino todo lo contrario: para estar bregando de las seis de la mañana hasta las Diez de la noche al servicio del pueblo.

Por eso a veces es importante para los trabajadores y la sociedad, saber distinguir si están o no frente a un verdadero gobierno peronista o de otro partido político. Cuando un problema o determinadas situaciones persisten y estas afectan la cotidianidad de los argentinos, es porque estamos frente a enmiendas en lugar de soluciones. Los gobiernos que pretenden enmendar o solucionar sólo las cuestiones del presente, lo hacen con cortas vistas. Un consejo siempre se gobierna para el porvenir.

Ahora como saber si un gobierno marcha bien, es muy simple ver si un gobierno marcha bien,  en un trienal se debe ver  el mejoramiento del estado social, en lo más sustancial, si este ha comenzado, no hay problema, porque donde reina la necesidad insatisfecha se crea el caldo del cultivo propicio para delinquir. La proliferación de todas las formas de la delincuencia.  Y esto nosotros lo hemos vivido pero fueron nuestras medidas económicas-sociales las que permitieron que los jóvenes en lugar de dedicarse a delinquir, encontraran un mejor camino, en el deporte, en la educación y en el trabajo.

De esta forma logramos que en menos de tres años las cárceles estén casi vacías, pero también se debe  a otros dos factores importantes a tener en cuenta: El respeto, el respeto a las instituciones, a las fuerzas armadas y de seguridad que representan la defensa nacional y custodian el honor de la patria y el otro punto fue el mejoramientos de las cárceles, de esta formas logramos que estos centros de rehabilitación cumplan verdaderamente con sus objetivos.

Cuando el pueblo en general comprendió perfectamente bien hacia donde queríamos ir que era y es asegurar un régimen socialmente justo y humano donde todos los trabajadores tengan un porvenir asegurado, los resultados estuvieron más que a la vista.

Este es el verdadero camino por donde debe transitar la Argentina para llegar a esa Argentina que todos aspiramos, donde reine la Paz, Seguridad, Tranquilidad, Bienestar, Trabajo, Progreso, Desarrollo y Futuro. Tomemos el Consejo de Perón “PRODUCIR, PRODUCIR, PRODUCIR, TRABAJAR, TRABAJAR, TRABAJAR” no existe otro camino… Juan Perón

Compañeros, el futuro no se adivina, se construye. Por un Futuro mejor.
Diario Peronista 2015
Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni