21 abril 2015

Nos merecemos lo mejor… Por Juan Perón

Decía el general nuestro pueblo se merece lo mejor, el pueblo no quiere saber de números solo quiere acciones que le permitan vivir dignamente y puedan no solo disfrutar de los placeres de la vida, sino que puedan planificar un futuro esplendoroso para su familia y sus hijos y nietos.

El justicialismo fue creado por y para el pueblo argentino, no hemos inventado nada porque nuestro pensamiento esta tomado de las raíces de los argentinos,  con la finalidad de que las generaciones presentes y futuras pudieran no solo comprender el sentido de la vida, sino que también pudieran llevar una vida digna y placentera sin sacrificar el presente y el futuro de nadie. Nuestra manera de pensar y actuar tiene una razón y es hacer ver a los argentinos la necesidad de elevar su cultura, de crear buenos hábitos de vida, de fomentar y promover los valores morales, espirituales y humanos.

Al cultivar estas cualidades en los hombres, esto permite dar a cada persona conciencia de su destino y de su destino social, haciendo que cada uno comprenda perfectamente cuál es su posición dentro de la comunidad y el camino por debe transitar. Cuando el hombre comprenda su posición y asuma su rol, ese hombre habrá adquirido no solo conciencia social sino también de su ser.  Al tomar conciencia social que significa, confraternidad, hermandad, comprensión de ambos sectores, de ricos hacia los pobres y de los pobres hacia los ricos, a nuestro gobierno nos importa la comprensión de ambos, porque nosotros buscamos siempre la felicidad y el bienestar de todos los argentinos.

Esta conciencia se logra mediante la acción dirigida a la comprensión y a la inteligencia de los hombres. También es dirigida a los buenos sentimientos de los argentinos y esto es el producto del cultivo de buenos valores y hábitos de vida que forman y moldean el futuro de cualquier persona.  Por ello es muy importante un ingrediente que es el amor, el amor al prójimo y  a Dios, sin no hay amor en las acciones, ya no sería justicia social. Porque nuestro trabajo precisamente apuesta al corazón de los hombres y al sentimiento colectivo de los pueblos. Solo el amor construye.

Esa es nuestra finalidad, la finalidad del peronismo, crear una comunidad donde prevalezca el amor, la justicia, la comprensión, los buenos valores. Y para poder llevar al hombre hacia un nivel superior de vida, de ser y poder crear la comunidad organizada utilizamos a la política como el medio para cumplir con estos objetivos. Dándole al hombre todas las herramientas para que ese hombre sea un hombre trabajador, profesional, culto, con buenos hábitos y valores y pueda cumplir sus metas y objetivos en su vida. El futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor Diario Peronista 2015.

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni