01 mayo 2015

Son sólo ustedes los encargados de crear y seguir creando la grandeza y la riqueza de la Patria. Feliz Día a todos los trabajadores, Juan Perón.

A los trabajadores, que día a día con su esfuerzo, dedicación, voluntad y perseverancia hacen de nuestra hermosa tierra argentina una Nación más grande. Recuerden compañeros que son ustedes los trabajadores, los encargados de crear y seguir creando la grandeza y la riqueza de la Patria.

Las reformas que fueron como la iniciación y la siembra de la simiente que había de cristalizar y florecer a lo largo de la trabajo y sudor argentino. Esas tres etapas vividas por el pueblo argentino: la reforma, el gobierno y la constitución argentina, nos han dado un estado de justicia y un estado de dignidad y nosotros los transformaremos en un estado de trabajo. Este es el camino a seguir por todos los gobernantes y los trabajadores si queremos llegar a esa Argentina anhelada por todo el pueblo argentino, “la Argentina, de Trabajo, Progreso, Desarrollo y Futuro”.

Dios sabe que he sido leal con mi pueblo y mi pueblo ha sido leal conmigo. Y al afirmar una vez más esta lealtad y esta sinceridad entre el gobierno de los trabajadores y el pueblo argentino, quiero recordar lo que tantas veces les he dicho desde la vieja Secretaría de Trabajo y Previsión: "Seamos unidos, porque estando nosotros unidos, somos invencibles, que la política no divida a los Sindicatos ni ponga a unos contra otros porque, el interés de todos es la causa gremial de los trabajadores por sobre todas las cosas.
Para terminar, quiero que llegue a cada uno de los compañeros de los tres millones de kilómetros cuadrados de nuestra Patria, la persuasión absoluta de que el gobierno de los trabajadores que tengo el honor de encabezar, ha de seguir imperturbable, paso a paso el cumplimiento de todo su plan. Pueden tener la seguridad de que no hemos de descansar un minuto y que, con la ayuda de ustedes, que son los encargados de crear la grandeza y la riqueza de la Patria, organizaremos una perfecta justicia distributiva para que el pueblo sea cada vez más feliz, más prospero y nuestra Patria más grande y más poderosa. Esta es y será siempre nuestra meta una Argentina pacífica, poderosa y soberana y una masa de trabajadores unida y feliz como ninguna en el mundo. Pero dependen solo de ustedes compañeros en su organización y unión. Quiera Dios que se organicen y se unan para adquirir la fuerza extraordinaria que han tenido, tienen y tendrán en esta tierra de los argentinos.Esta es la hora para lanzar nuevamente al mundo la sagrada frase de la liberación, diciendo en todos los idiomas de tierra: Trabajadores del mundo, uníos!

Finalmente, compañeros, en este Primero de Mayo jubiloso en nuestra tierra, jubiloso para el pueblo argentino, les deseo a todos ustedes las mayores felicidades y las mayores alegrías.

Compañeros construyamos juntos el futuro, construyamos la Argentina del Trabajo, Progreso, Desarrollo y Futuro. Recuerden Compañeros el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor Diario Peronista 2015.
Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni