01 junio 2015

Poner en marcha esta empresa, repetimos no es fácil. Requiere antes que nada una exacta comprensión y colaboración nacional.

Hay algo que nos ha enseñado el general que es amar a nuestro pueblo y saber cuáles son sus enemigos, nos ha enseñado cuales son los males y nos ha mostrado el camino que debemos recorrer para la felicidad de todos los argentinos.

Perón nos decía Poner en marcha esta empresa, repetimos no es fácil. Requiere antes que nada una exacta comprensión y colaboración nacional. Por este motivo queremos incorporar al peronismo a todos aquellos argentinos que quieran realizar lo mismo que nosotros y deseen llevar a los argentinos por su verdadero rumbo, el camino del TRABAJO, PROGRESO y DESARROLLO. Esa Argentina a la que todos aspiramos, para nosotros, para nuestros hijos y las futuras generaciones de argentinos. Para poder alcanzarla solo existe una manera TRABAJAR, TRABAJAR, TRABAJAR, PRODUCIR, PRODUCIR, PRODUCIR. Todos los argentinos debemos colaborar, para que la Nueva Argentina, sea  cada vez más rica, cada vez más fuerte y cada vez más grande.

Para ello es necesario hacer trabajar los 3 millones de kilómetros cuadrados que tiene nuestro territorio nacional para que produzca el 50% al 75% de rendimiento o de su riqueza para luego repartirla proporcionalmente y equitativamente entre todos los argentinos.  Nuestro sistema se basa en que la sociedad no sea explotada por nadie, ni por comunistas, ni marxistas, ni capitalistas, todos sabemos muy bien hacia adonde nos quieren llevar, cada uno de estos sistemas. Nosotros queremos que nuestro sistema sea una conformación de poderes e intereses que establezca una nivelación de los valores morales, espirituales, humanos y cristianos; que dé a cada hombre y a cada mujer el puesto que, como hombre o mujer, le corresponda dentro de la sociedad. De manera que no por hacer grande al estado, se tiranice al hombre y no por hacer feliz al hombre se hunda el estado. Esa es y siempre será nuestra posición.

Dentro de la cual, lo que más nos interesa es que la riqueza del país, llegue al más apartado rincón y al más humilde de los ciudadanos. Nuestra doctrina es una doctrina moral, ética, es una doctrina humanista, cristiana, es una doctrina patriótica y por ser una doctrina buena es necesario tratar de inculcarla en todos los lugares, en todos los hombres y mujeres.  Para nosotros no es suficiente decir a los componentes de una fuerza política que sus dirigentes saben a dónde van, porque ello favorece la creación y el desarrollo  de círculos políticos disociados del pueblo. Basta de política de círculos, eso es politiquería, nosotros no queremos ese tipo de política porque solamente favorecen a un solo sector y nosotros no somos sectarios ni excluyentes, ese tipo de política resulta ineficaz en los tiempos que vivimos.  Nosotros queremos movimientos de masas, por eso nuestro gobierno es el gobierno de los trabajadores, por dos motivos, primero porque son ellos, solo ellos que con su trabajo y esfuerzo hacen cada día más grande a nuestra Nación. Segundo porque son los primeros en aceptar nuestra doctrina como propia y en ponerlas en práctica.

Compañeros hoy en día no basta con administrar, es imprescindible comprender y actuar. Es menester unir, es preciso crear. Crear no es adivinar, el futuro no se adivina, se construye. Por un futuro mejor Diario Peronista 2015.

Por Guillermo Ravagni & Carlos Ravagni