22 octubre 2015

Perón decía hay que saber distinguir los planes de continuidad o de cambio.

Es necesario distinguir los planes de continuidad y los de cambio. Cuando se procura prolongar en el tiempo los rasgos fundamentales del sistema vigente, la sociedad acepta como dato NO cuestionable la estructura social y económica que rige el gobierno actual. Ahora, si por el contrario se cuestionan aspectos importantes del modo de funcionamiento de una sociedad, tanto en lo social, económico, político,  el planteo es otro. Porque  estamos frente a situaciones muy diferentes que requerirán de un análisis detallado y profundo. Es la Argentina del trabajo, progreso, desarrollo y futuro la que está en juego.

El país necesita acelerar su marcha y tenemos también que acelerar la formación de la Nueva Argentina, esa Argentina con la que todos soñamos, en la que se hable menos y se haga más, decía Perón. Que sea una Argentina más justa y más libre, porque no se puede hablar a viva voz de libertad en un país donde todavía quedan hombres que ganan menos del salario mínimo vital y móvil. La libertad individual radica en la independencia económica, en que todo aquel que es capaz de ganarse el sustento con el sudor de su frente sea un hombre libre. En cambio no puede ser libre aquel que no trabaja y que no produce lo que consume.

Es por eso que es indispensable ver, analizar para luego proceder. El justicialismo que proponemos nosotros los peronistas es un justicialismo que nace del pueblo, se forma en el pueblo y tiene que desarrollarse en el pueblo, de lo contrario no es justicialismo. Porque nosotros aspiramos a que nuestra comunidad llegue a ser aquella donde la libertad y la responsabilidad sean causa y efecto; en que exista una alegría de ser fundada en la persuasión de la dignidad propia. Una comunidad donde el individuo tenga algo que ofrecer al bien general, algo que integrar y no solo su presencia muda y temerosa. Para ello también es necesario que cada individuo tenga el conocimiento de cómo va ser el país al que contribuirá y debe establecer una relación entre sus esfuerzos y las realizaciones. Todos deben tener la certeza de que trabajan para esa gran Argentina que todos soñamos. En sus manos está el poder de decisión para señalar el camino a seguir.

Recuerden que para un gobierno peronista no existe una población industrial o una población campesina sino una única y autentica población trabajadora. Compañeros el futuro no se adivina, se construye. Por un Futuro mejor Diario Peronista

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni