20 noviembre 2015

El único ganador debe ser siempre el pueblo...

En una contienda electoral, los únicos ganadores o el único ganador debe ser siempre el pueblo argentino. Podemos estar a favor o en discordancia con otro modelo de país pero nunca en contra de los intereses de los argentinos, en particular los de los trabajadores, que son la fuerza motriz de la gran nación de la que todos aspiramos.

Dentro de la sociedad argentina un trabajador tiene una posición distinta a la de antes, sus intereses y aspiraciones ya no son las mismas. Es por eso que nosotros los peronistas hemos tomado como unidad política, como unidad social y como unidad económica e ideológica al trabajo, porque es el único objetivo que nos puede llevar hacia adelante, como país y como sociedad. Esa es, fue y siempre será nuestra posición. Todas las conquistas sociales están dirigidas a dignificar el trabajo y a dignificar a quien lo ejecuta, al trabajador, a elevar su cultura social, a que tenga una posición única y privilegiada dentro de la  sociedad, donde sea respetado y valorado por todos.

Solo una reforma social como la que ha llevado adelante el peronismo, elevando el standard de vida y la dignidad del pueblo, cambiando su mentalidad de los hombres de trabajo para que no sigan pensando que es una maldición bíblica, sino que es la virtud más profunda que el pueblo puede y debe tener para crear y para ser una nación grande y feliz. Este es el único camino hacia la construcción de la gran Argentina de la que todos aspiramos, esa Argentina de Trabajo- Progreso – Desarrollo y Futuro.

El general decía, NO se le puede seguir engañando y perjudicando ni a los trabajadores, ni al pueblo en general con promesas y promesas; hay que solucionarles sus problemas y esa solución puede solucionarse con violencia o darles lo que en justicia les corresponde. Yo creo que la única solución viable es darle lo que en verdad le corresponde. Porque la riqueza de una Nación no la produce un gobierno de turno, el solo la administra para luego distribuirla. El que la produce es el pueblo, son los trabajadores que generan la gran riqueza. Tampoco es posible considerar que un pueblo es políticamente soberano cuando en su seno todavía hay hombres  que están siendo explotados.

Estos son los motivos por los cuales Queremos que nuestro destino se forje como anhelamos nosotros y no habrá fuerza capaz de torcer un futuro que el pueblo argentino ha hecho suyo. Estamos dedicando un gran esfuerzo para que los niños y los viejos sean los únicos privilegiados; los niños porque todo lo merecen, los viejos porque con ellos tenemos una gran deuda de gratitud.

Este es el consejo del general: Después de un acto eleccionario comienza el trabajo constructivo y creador, donde cada uno tiene una  misión que cumplir. Han elegido un gobierno. . Espero que haya sido para obedecerle y cumplir sus designios ideológicos y doctrinarios preestablecidos. Las desviaciones abiertas u ocultas como los engaños preconcebidos, ni tienen razón de ser.  Compañeros Construyamos Juntos un Futuro Mejor. El Futuro No Se Adivina, Se Construye. Diario Peronista 2015

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni