16 julio 2016

El Panorama de la Argentina...

El país está atravesando una etapa que hoy la denominan como “La Herencia”, una etapa de transición, tras 12 años de Gobierno Kirchnerista. Hoy en día está saliendo a la luz, - más allá de los múltiples beneficios que han tenido la sociedad en su conjunto y principalmente la clase social con pocos ingresos -, el alto grado de corrupción que había en dicho gobierno.
El accionar de la justicia contra los actos de corrupción y lavado de dinero del gobierno anterior y que se está llevando adelante, ha servido al actual gobierno como pantalla para desviar la atención de los millones de argentinos que van día a día en búsqueda de sustento familiar, tras las múltiples decisiones en perjuicio del bolsillo de los miles y miles de trabajadores.
El general decía que la política tiene dos aspectos uno positivo y otro negativo. El arte de dominar lo positivo y lo negativo en la política reside en dos condiciones básicas, que ha de poseer quien se dedique a esta clase de actividad. La primera es un carácter imperturbable y calmo para realizar los designios fijados como objetivo de su política. La segunda, una amplia y absoluta posibilidad en la ductilidad de los medios para realizar eso sin violencia y sin sacrificio. Esta última tarea parece que el presidente no la ha aprobado, observemos un poco.
Las principales medidas llevas adelante por el ejecutivo fueron en primer lugar poner fin al cepo cambiario, que para algunos economistas dicen que “fue el principal responsable de que la economía argentina se haya estancado durante los últimos cuatro años”. Pero esta decisión de poner fin a un ciclo genero una devaluación del 50% del valor del Peso Argentino, “y dicho sea de paso según para el sector industrial el nuevo tipo de cambio todavía es insuficiente para generar competitividad” y a su vez originó que los precios de los productos de la canasta básica o la gran mayoría se dispararan, maximizando dicho sector aún más sus ganancias. En contrapartida no solo hizo perder el poco poder adquisitivo que había logrado en ese año el trabajador, porque también no nos olvidemos del gran impuesto que sufren los trabajadores y que todavía nadie hace nada al respecto, y todos hacen la vista gorda.
Además a esto debemos sumarle que dicha devaluación desencadeno un efecto domino que inmediatamente fue transferido a la tarifas de servicios denominado el gran tarifazo del 400% de este nuevo siglo. Ocasionando un gran perjuicio no solo para los pequeños emprendedores sino también para todos los trabajadores argentinos. Hoy en día son miles de argentinos los que no pueden pagar sus facturas de luz y de gas. Hoy en día estos dos servicios son indispensables para llevar mínimamente una vida digna.
En este sentido el gobierno debe mostrar un gesto de comprensión hacia estos sectores, no es que no quieren pagar sino la realidad indica que sus ingresos son ínfimamente superados por estas facturas. Nos piden comprensión y colaboración, el pueblo argentino es un pueblo con estas características pero todo a su medida, armoniosamente como decía el general. Pero depende del gobierno si quiere obtener de los argentinos esto y mucho más, pero para ello debe mostrar un gesto hacia estos sectores, porque tanto las paritarias de los trabajadores y el ínfimo aumento que recibieron nuestros jubilados ya fue doblemente superado ya sea por la inflación, la devaluación y el tarifazo.
Para los que sabemos un poco de economía, sabemos lo que está haciendo el gobierno con sus medidas, en síntesis lo que busca es reducir el gasto publico e ir eliminando paulatinamente la inflación, este otro gran impuesto que debe soportar y hacerse cargo la sociedad. El Gobierno redujo los subsidios económicos otorgados a través de la suba de tarifas, con lo que recupera 1,5 puntos del PBI. Todo esto es gasto público que empieza ahorrarse, otra manera de ir eliminando la inflación es reduciendo la cantidad de emisión de billetes por parte del Banco Central y absorber del mercado el exceso de pesos para esto se está emitiendo y preparando nuevos bonos.
Es verdad que debemos poner nuestra voluntad y tener un poco de paciencia para los próximos meses, pero esto solo puede cumplirlo una parte de la sociedad. Por eso lo único que le pedimos al Presidente Macri que otorgue un buen gesto hacia los trabajadores y hacia los jubilados que también forman parte del motor de esta Nación. De la misma manera que se vieron beneficiados los grandes empresarios de este país, lo deben hacer también los trabajadores y los jubilados, porque de esta manera no solo estaremos achicando la brecha entre los ricos y pobres, sino que estaría dando un gesto de justicia y comprensión hacia los sectores que también forman parte del potencial de nuestra nación.
La labor para lograr la paz interior debe consistir por parte del gobernante en la anulación de los extremismos capitalistas y totalitarios, así sean de derecha o izquierda, partiendo la base del desarrollo de una acción política, económica y social adecuada por parte del Estado y de una educación de los individuos encaminada a elevar la cultura social, dignificar el trabajo y humanizar el capital, especialmente y reemplazar los sistemas de luchas por el de colaboración, Juan Domingo Perón.
Recuerde que el futuro no se adivina, se construye. Diario PeronistaPor Diario Peronista