17 octubre 2016

La primera lealtad que debemos conquistar es la de la verdad.

Hoy debe ser tal como ocurrio aquel 17 de octubre de 1945 donde los trabajadores, junto al pueblo decidieron gestar definitivamente un cambio de paradigma en la sociedad, principalmente en la manera de ver, proceder y de hacer.

Es por eso que el 17 de octubre no solo debe ser una fecha de festejo para todos los argentinos, sino que también debe ser un día de inflexión para que todos entendamos que:

Ser leal es luchar por la libertad sabiendo que tenemos derechos y tambien obligaciones. Es ser un samaritano más, ser una persona no solo con vocación de servir a nuestros hermanos sino de encaminarlos hacia el progreso, hacia el crecimiento material y espiritual.

Perón decía que al hablar con nuestros hermanos debemos llevar la escuela de nuestro propio ejemplo en el cultivo de valores morales, espirituales y cristianos. Porque queremos una Argentina, más pura, más limpia, más sana; queremos una Argentina que vaya teniendo más confianza en la fortaleza de nuestro espíritu, en la capacidad de nuestra mente y en la fuerza de nuestro corazón.

Ser leal es luchar por la libertad y el bienestar de los trabajadores, para que no haya ningún argentino sometido a la explotación y la miseria. Ser leal es que con nuestro trabajo honrado, se creen valores que hagan más feliz a nuestros hijos y nuestro pueblo.

Ser leal es conquistar a la verdad.