24 abril 2017

Justicialismo ¿Unidad o Fragmentación?

Justicialismo ¿Unidad o Fragmentación?
También puedes dejar tu opinión en Twitter.com/diariopj
La creación del justicialismo surgió bajo la necesidad de encaminar a la sociedad hacia una nueva y mejor calidad de vida, en todos los aspectos de la vida del hombre. Esta es la misión principal del justicialismo, pero bajo la esencia de los preceptos de Dios. Se preguntaron alguna vez porque el justicialismo de Perón resulto motivo de análisis y de estudio para los principales países del mundo, no era por un simple Plan de obras públicas, como muchos creen y piensan que es el justicialismo., sino porque estaba logrando un cambio de paradigma, de adentro hacia afuera, en la sociedad, que era motivo de análisis y de preocupación.

En contraste estas últimas décadas, la sociedad fue llevada hacia un conformismo y un libertinaje, una sociedad dependiente exclusivamente  del estado. Las ayudas sociales que son unos de los brazos del justicialismo, son exclusivamente para épocas cuando el país está atravesando una situación económico-financiera difícil, o cuando estas implementando un cambio de paradigma dentro de la comunidad. Porque por naturaleza existe en el hombre lo que se denomina resistencia al cambio y a su vez en una primera instancia el avasallamiento del progreso es lento a comparación con las ansias del pueblo.

En estas situaciones el estado debe estar presente pero con la finalidad, aparte de brindarles ayuda económica, tenemos que capacitarlos, educarlos, profesionalizarlos, culturalizarlos, cosa que nunca se hizo, de esta manera lo estaremos guiando y encaminado hacia una nueva vida y obviamente el objetivo es reinsertarlos en el mundo laboral, de esta manera nosotros y ellos cumplimos con el precepto de Dios, trabajar para llevar el pan de cada día a su familia. O en palabras peronistas que el hombre debe trabajar por lo menos para pagarse lo que consume. Compañeros mantener gente y crear pobreza no es de peronistas.  Perón decía, hay, que TRABAJAR, TRABAJAR, TRABAJAR, SI QUEREMOS COSNTRUIR LA GRAN ARGENTINA. Y eses es nuestro concepto.

En todos estos años muchas cosas se hicieron bien, pero también debemos reconocer cuales fueron y son los errores cometidos en nombre del justicialismo. Esos errores no pueden ni deben volver a suceder. El justicialismo de hoy es el resultado de dicho errores y esto no se puede negar. Tenemos un partido, el Partido Justicialista, un partido de Poder fragmento por ambiciones personales, por ego, por diferencias de pensamientos e ideas y estos dirigentes acarrean estas diferencias al campo de la militancia haciendo enfrentar unos con otros.

 Algunos prefieren a Cristina, otros a Randazzo, a Scioli, los cordobeses a De la Sota, a los Hermanos Rodriguez Saá, a Duhalde. En la actualidad muchos Peronistas lo ven con muy buenos ojos para el futuro del Justicialismo al Gobernador de Salta a “Urtubey”, también lo tenemos al lado pero esto dependerá de él si vuelve a  las sendas del justicialismo a Sergio Massa. Y por favor no entremos quien es más peronista que otro porque la mayoría conocemos quien es quien y que opinión tenían sobre el General.
Lo que sí, Perón lo que nos aconseja es trabajar por un peronismo unificado, centrado y organizado. El General dejo las reglas y las ordenes bien clara, lo que sucedió después fue que muchos quisieron ser más grande que Perón, se autodenominaron renovación y empezaron a imponer sus propias reglas y hoy tenemos el resultado un justicialismo totalmente fragmentado, estaba a punto de ser proscripto, esa es la realidad compañeros.

Entonces hoy entramos en estas peleas ridículas, porque nadie les interesa aceptar las reglas del Partido Justicialista aquellas que impuso el general, para que esto no ocurriera. Quieren imponer sus propias reglas, les decís que formen su propio partido no quieren porque no llegan a juntar el 10% de los votos. Hoy a nosotros todos estos dirigentes nos deben un debate político, doctrinario, ideológico, para dispensar diferencias y así podremos empezar a tirar de la soga, todos del mismo lado. Cristina, Randazzo, Duhalde, Rodriguez Saa, Scioli, De la Sota, Urtubey y demás dirigentes de peso que tiene el justicialismo, todos tienen que predicar la unificación del justicialismo con el Ejemplo.

Compañeros digamos si se puede, lograr lo que Perón nos aconsejo, que es ni nada menos un Partido Justicialista unificado, centrado y organizado. Construyamos juntos el futuro Diario Peronista.

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni
También puedes dejar tu opinión en Twitter.com/diariopj