01 mayo 2017

Un Día Peronista. Feliz Día del Trabajador

Un nuevo Primero de Mayo nos encuentra hoy unidos a través de la historia, gracias aquél presidente, aquel que fue tres veces elegido por el voto popular y fundador del Movimiento Nacional Justicialista  el General Juan Perón. Fue el único que lucho incondicionalmente a la par de los trabajadores, por sus derechos, por su bienestar, el de sus familias y por el futuro de sus hijos, los niños que son y serán siempre la grandeza de la Nación.

Es por eso que en esta fecha tan especial para los trabajadores vive y late el amor incondicional de sus partidarios, los trabajadores, hacia la figura del General Perón. Porque fue un gobierno, el gobierno del pueblo, por el pueblo y para  el pueblo. Fue el gobierno de los trabajadores, el gobierno de los descamisados, estos hombres humildes con hambre y sed de justicia que encontraron en su gestión además de un compañero fiel, el camino hacia el progreso.

Perón decía "Que sepan hoy los indignos farsantes que este pueblo no engaña a quien no lo traiciona" La crónica de aquel 1 de Mayo de 1974 día que comenzó como cualquier otro pero que, con el pasar de las horas, hoy los meses, los años y las décadas, se convertiría en hito bisagra que marcarían la ruptura definitiva de Perón hacia los sectores de izquierda un hecho trascendental en la historia política de la Argentina. Que hoy a 42 años está pendiente de resolverse todavía en la vida política e institucional del Justicialismo.

Pero hoy es un día de fiesta para los trabajadores y también es un día para conmemorar al fundador del justicialismo, porque no solo se lo considera el primer trabajador sino que además creo una doctrina que se presta adecuadamente para la formación de hombres del Pueblo que piensan que su misión en la vida es luchar para el Pueblo, por el Pueblo y en el Pueblo. Este es el motivo por lo cual el justicialismo dividió metafóricamente al país en dos categorías: una, la de los hombres que trabajan, y la otra, la que vive de los hombres que trabajan. Ante esta situación, nos hemos colocado abiertamente del lado de los que trabajan.

Nosotros queremos una Argentina pacífica, poderosa y soberana. Una masa de trabajadores unida, feliz, culta, capacitada como ninguna en el mundo. Queremos el bienestar de los trabajadores, la dignificación de los humildes y la grandeza de esta Patria. En este día tan especial para todos los trabajadores les deseamos un excelente día. Y recuerden que para el justicialismo el trabajo es la suprema dignidad del hombre. En la comunidad Argentina no existe más que una sola clase de hombres: la de los que trabajan.

Nuestros más sinceros saludos y un gran abrazo Peronista. Construyamos juntos la Gran Argentina del TRABAJO-PROGRESO-DESARROLLO Y FUTURO, porque el futuro no se adivina se construye. Diario Peronista.

Por Carlos Ravagni & Guillermo Ravagni